Piel

Cómo limpiar y minimizar los poros

Cómo eliminar los poros abiertos del rostro

Los poros abiertos son un problema estético muy común, hacen que la piel se vea apagada, sucia y agotada. Las personas que más sufren de poros abiertos son aquellas que tienen piel grasa, ya que producen más sebo de lo normal. La consecuencia más común de tener poros abiertos es la aparición de puntos negros y acné.

Dermatólogos y especialistas indican que es casi imposible eliminar los poros abiertos de nuestra piel, lo que sí es posible es disimularlos y limpiarlos para minimizar su apariencia.

Para entender un poco más el tema, te contamos que el poro es el orificio por donde el folículo piloso y la glándula sebácea se abren a la piel. El tamaño del poro es diferente en cada tipo de piel y en cada persona.

De allí, que la forma más acertada de minimizar los poros sea con una buena rutina de limpieza y de cuidado facial y tratamientos específicos que ya más adelante te contamos. Cabe destacar, que también hay remedios caseros que, aunque sean lentos, también pueden ser efectivos a largo plazo. Acá te contamos los detalles.

Te puede interesar leer: Pasos para una efectiva rutina de Skincare

Causas de los poros abiertos

Cómo cerrar los poros abiertos con remedios caseros
  • Falta de hidratación de la piel
  • Hormonas
  • Edad
  • Calor o humedad en el medioambiente
  • El estrés
  • La exposición al sol
  • La genética
  • Problemas de fluidos sebáceos o exceso de sebo

¿Cómo minimizar los poros de la piel?

Cómo cerrar los poros abiertos de la nariz
skin treatment products concept for design

Peeling químico  

El peeling químico consiste en la utilización de diversas sustancias químicas sobre la piel con el fin de renovar las capas de la dermis y exfoliar a profundidad, consiguiendo así eliminar las imperfecciones y minimizar los poros dilatados. Además, este tratamiento estimula la producción de colágeno, consiguiendo así una gran mejora en la textura y apariencia de la piel.

Si te preguntas cual es el procedimiento del peeling químico, acá te contamos: previamente se debe limpiar la piel en profundidad, luego se aplica la sustancia química que estimula la renovación celular consiguiendo así la mejora de la piel que se desea. El procedimiento puede tardar entre 20 minutos a una hora, dependerá del centro estético donde se realice.

Máscara facial LED

La máscara facial led es uno de los tratamientos más innovadores de belleza de la última década, es usado por celebridades y mujeres amantes al cuidado facial. Estas mascaras faciales incluyen 7 luces de colores para tratar diferentes necesidades de la piel. Entre los beneficios de la máscara LED están: ayudar a la producción de colágeno, eliminar las bacterias que producen los granitos, así como también disminuir considerablemente los poros.

Para minimizar los poros con las mascara facial led es necesario usar la luz roja y la luz azul, así se estimulará la producción de colágeno, repara el tejido dañado y reducir los poros de gran tamaño.

Baño de vapor

Los tratamientos al vapor son también una muy buena opción al momento de minimizar la apariencia de los poros, esto se debe a que el vapor abre los poros y permite mantenerlos limpios de sebo y de residuos que se puedan acumular en ellos. Si no tienes un vaporizador en casa, no te preocupes, basta con hervir agua, verter el agua sobre un envase que resista al calor y luego exponer tu rostro al vapor durante al menos 15 minutos.

También puedes usar esta técnica antes de realizar una limpieza facial, recuerda sellar tu rostro una vez finalices el baño a vapor con agua fría.

Te puede interesar leer: Limpieza facial profunda en casa paso a paso

Limpieza facial con exfoliación 

La exfoliación facial es súper beneficiosa para el cuidado de la piel, elimina las células muertas, previene el antienvejecimiento, renueva la piel y mejora su apariencia. Además, su plus es que combate la obstrucción de los poros que causan acné o formación de espinillas negras.

Una excelente opción de exfoliación profunda es usar el cepillo facial 5 en 1. El cepillo facial es un instrumento que facilita la tarea de limpiar el rostro a diario y ayuda a eliminar todo aquello que impida su libre respiración.

El cepillo facial mejora la circulación, aporta luminosidad a la piel, cumple con la rutina diaria de cuidado facial, elimina las células muertas, tonifica e hidrata y gracias a su función exfoliante reduce el tamaño de los poros.

También puedes leer: Cómo hidratar la piel del rostro

Cómo cerrar los poros abiertos con remedios caseros

Cómo cerrar los poros abiertos con remedios naturales

Mascarilla con clara huevo

La clara de huevo ayuda a reforzar y a tonificar la piel, lo que contrae los poros dilatados. Acá te contamos los ingredientes para la mascarilla con clara de huevo: 1 clara de huevo, 2 cucharadas de harina de avena y 2 cucharadas de jugo de limón. Ahora bien, para su preparación, solo será necesario batir la clara de huevo y mezclarla con la harina de avena y jugo de limón. 

Luego de obtener una pasta homogénea, aplica sobre el rostro y déjala actuar por 30 minutos hasta que se seque. Pasados los 30 minutos, lava con abundante agua fría y repite su uso hasta dos veces por semana.

Mascarilla de pepino

El pepino es beneficioso para los tratamientos de la piel gracias a su alto contenido de agua. El pepino limpia a profundidad, sus antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro y, además, actúa como tónico natural, ayuda a disminuir los poros dilatados y los puntos negros.

Para esta mascarilla solo necesitas 125 ml de jugo de pepino y 2 cucharadas de harina de maíz. Una vez preparada la mezcla, aplica la mascarilla sobre el rostro y deja actuar durante 15 minutos. Esta mascarilla es ideal usar de dos a tres veces por semana.

Bicarbonato de sodio

Otro gran tratamiento casero para minimizar la apariencia de los poros es usar el bicarbonato de sodio. El bicarbonato ayuda a combatir el acné gracias a que seca la piel, por ese motivo no se puede abusar de él, ya que la piel podría resecarse en extremo.

Para minimizar los poros haz una pasta con una cucharada de bicarbonato y agua, aplica la mezcla sobre la zona afectada y masajea de forma circular, tal como si fuese un exfoliante. Deja actuar la mezcla por 5 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Si tu piel es mixta a grasa, este tratamiento puedes aplicarlo de tres a cuatro veces por semana, al culminar cada aplicación usa una crema hidratante de acuerdo a tu tipo de piel.

Tratamiento de cubos de hielo

Cómo cerrar los poros abiertos con hielo

La aplicación de hielo en el rostro hace que la piel tenga más firmeza y como resultado los poros reduzcan su tamaño. El hielo no debe aplicarse directamente en la cara ya que podría quemar la piel. El paso a paso del tratamiento del hielo para el rostro: lava tu cara previamente, coge un cubo de hielo del congelador y envuélvelo en un paño, luego pasa el hielo por tu rostro por no más de treinta segundos. Hazlo 2 veces por semana justo luego de salir de la ducha.

Vinagre de cidra de manzana

Otra buena opción para cerrar o minimizar los poros abiertos, es usar vinagre de cidra de manzana (súper importante cuidar la medida que aplicas en tu rostro, esta debe ser moderada para evitar irritación). Este trabaja como astringente natural y tonificante para la piel, siendo así que la piel se reafirma, reduciendo los poros grandes y abiertos, balanceando el Ph de la piel.

Mezcla agua y vinagre de cidra de manzana orgánico en media taza y humedece un algodón con la mezcla para luego pasarlo por todo tu rostro. Esta mezcla la puedes usar todas las noches después de lavarte la cara.

Cuéntanos, ¿tienes algún tratamiento que resulte efectivo para minimizar los poros? Déjanos tu comentario 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *