Piel

Limpieza facial profunda en casa paso a paso

Cómo hacer una limpieza facial profunda en casa paso a paso

La limpieza facial es uno de esos rituales que no pueden faltar en nuestra rutina de belleza semanal. Y si te preguntas si realmente es importante hacer una limpieza de cutis, la respuesta es sí, la piel tiende a perder su brillo natural y a tener imperfecciones e impurezas debido a la contaminación del ambiente y el uso de cosméticos.

Si necesitas un poco de motivación para adoptar este hábito, toma en cuenta lo siguiente: el maquillaje y las impurezas que permanecen en tu rostro obstruyen los poros y opacan el brillo natural de la piel. Así que, para lograr una apariencia fresca y radiante en tu piel, comienza hoy mismo cuidándola de la mejor manera posible: desmaquillando, limpiando, exfoliando y humectándola.

Acá te contamos cómo hacer una limpieza de cutis en casa paso a paso y qué necesitas para complementar tu rutina de cuidado facial.

Importancia de una limpieza facial profunda

En nuestro día a día el rostro se enfrenta a todo tipo de suciedad que poco a poco van quitando luminosidad a nuestro rostro y nuestro cutis parece marchitarse. La limpieza facial profunda te ayudará a recuperar la salud de tu cara y a eliminar todas esas impurezas que se van depositando en el rostro a lo largo del día, y no importa si no hayas salido de casa, igual es posible que tu cara absorba la suciedad de tus manos cada vez que la tocas.

Si no eliminamos todas estas impurezas por medio de tratamientos de belleza o limpieza facial profunda, es posible que se produzcan infecciones y bacterias. Continua leyendo y descubre cómo limpiar el rostro en casa.

También puedes leer: Pasos indispensables para el cuidado de la piel

Cómo saber si necesito una limpieza profunda

La limpieza facial profunda varía de acuerdo a cada tipo de piel, por ejemplo, si tu tipo de piel es grasa y abundan los puntos negros, lo ideal es hacer una limpieza profunda una vez por semana hasta que tu rostro este equilibrado, sano, libre de puntos negros y granos. Una vez que tu piel facial este equilibrada, conviene hacer la limpieza cada dos semanas.

Sin embargo, para otras mujeres más afortunadas basta una limpieza facial al mes, pues su tipo de piel no exige atenciones tan rigurosas. No importa cada cuanto hagas la limpieza facial profunda, siempre es recomendable llevar una serie de rutinas diarias mínimas. Por ejemplo, es imprescindible desmaquillarse todos los días antes de irse a la cama y aplicarse una crema hidratante que se ajuste a tu tipo de piel.

Si tienes puntos negros, antes de cada rutina de limpieza facial profunda podrías usar también un vaporizador facial, un humificador o removedor de puntos negros. Estas son herramientas bastante útiles que hacen más fácil el trabajo y obtendrás mejores resultados.

Relájate y disfruta mientras te realizas la limpieza facial

Hacernos una limpieza facial en casa trae sus grandes ventajas y una de ellas es que podemos ambientar el lugar a nuestro antojo para sentirnos cómodas y relajadas, entonces, prende unas cuantas velas aromáticas, escoge el olor que más te guste, pon a sonar tu música favorita y prepara unos snacks para sentirte como una reina.

Usa ropa cómoda, lo ideal es que uses una blusa con cuello V o en escote para que tu limpieza se extienda hasta el cuello. Recoge tu cabello con un turbante y quítate todos los accesorios que lleves puestos.

Prepara las herramientas y selecciona los productos que vayas a usar, ten cerca las toallas, esponjas y cualquier dispositivo adicional que te pueda servir en tu rutina de limpieza facial.

Te puede interesar saber los Pasos para una efectiva rutina de Skincare

Limpieza facial en casa paso a paso

Limpia muy bien tu rostro

Cómo limpiar la cara en casa

El primer paso de tu limpieza profunda es que laves muy bien tu cara, lo puedes hacer con agua y jabón, con leche limpiadora o tu desmaquillante de preferencia. El propósito de limpiar la piel es dejarla libre de impurezas para que los próximos productos penetren mucho mejor.

Si estás maquillada, hazte doble limpieza, prueba usando un producto a base de aceite para disolver por completo los residuos de cosméticos y luego usa un producto jabonoso y retira con agua, así tus poros quedarán limpios. Otra muy buena opción es usar agua micelar en tu limpieza. Verás como tu piel se sentirá menos cargada y libre para evitar infecciones.

Abre los poros de tu piel

Ahora te contamos cómo limpiar los poros: para llevar acabo este paso es esencial abrir los poros previamente. Hoy en días existes distintas técnicas y dispositivos que hacen este trabajo bastante fácil y rápido. Anteriormente se optaba por hervir agua y agregar aceites esenciales, como lavanda, pero sin duda hacerlo con dispositivos destinados a ese fin resulta más efectivo y menos peligroso, ya que podrías quemarte si el envase con agua caliente se riega.

Puedes empezar por masajear con la yema de los dedos las áreas del mentón, entrecejo y cuello para que los poros se abran de una forma más fácil y, además, esta técnica resulta efectiva ya que propicia la producción de colágeno y elastina a nivel celular.

Exfolia tu rostro

Una vez tus poros estén abiertos, es momento del siguiente paso: exfoliar la piel. Para este paso también hay distintas técnicas y un sinfín de productos en el mercado que podrán serte útiles.

Entonces, aplica tu exfoliante de preferencia en tu rostro y extiéndelo con un masaje suave. Evita exfoliar tu rostro con azúcar, es un error que muchas mujeres comenten sin saber que los grumos tan gruesos de la azúcar dañan la piel. Y por supuesto, evita que el producto o el exfoliante entre a tus ojos, de suceder, aplica abundante agua e intenta retirar.

Otra muy buena opción es comprar un cepillo facial, entre sus funciones está el exfoliar tu piel sin dañarla, se sentirá bastante suave, casi como un masaje relajante.

¿Por qué se debe exfoliar la piel del rostro? Este paso es ideal para remover las células muertas, los puntos negros y los granitos.

Elimina puntos negros y granitos

Con tus manos bien limpias y usando algodones limpios, hisopos y de ser posible guantes, extrae los puntos negros más visibles. El tener las manos limpias es súper importante, ya que al tener los poros abiertos estás expuesta a infecciones.

¿Cómo eliminar los puntos negros? Haz una leve presión en las zonas más afectadas y con impurezas hasta extraer por completo, evita usar las uñas para no maltratar la piel ni dejar cicatrices. No insistas con los puntos negros que se resistan al salir, recuerda que puedes afectar la piel.

Si quieres evitar usar tus manos para este fin, también puedes obtener un extractor de espinillas o removedor de puntos negros. ¡Son bastante útiles!

Aplica una mascarilla

Al proceso de limpieza de la cara en casa le puedes sumar una mascarilla para que la piel quede mucho más suave y matificada. Opta por mascarillas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y que eliminen las bacterias.

Otra buena opción son las mascarillas caseras para la cara:

Mascarilla de aloe vera para la cara: si tienes la planta de aloe vera, puedes tomar una hoja, quitar la parte exterior verde y usar la parte gelatinosa de adentro, aplica en todo el rostro, deja actuar por 10 minutos y luego retira con abundante agua fría.

Mascarilla de aguacate para pieles secas: Tritura el aguacate en la licuadora o machaca de forma manual y mezcla con dos cucharadas de aceite de oliva, aplica en el rostro y deja actuar por 20 minutos. ¡Tu piel te lo agradecerá!

Cierra los poros con tónico

Luego de retirar la mascarilla una excelente idea para cerrar los poros es usando un tónico facial de agua de rosas o usando té verde, si lo que prefieres es algo más natural.

Hidrata tu cara

Bien sea que realices tu limpieza facial profunda de día o de noche, debes hidratar tu piel. Elige un hidratante de acuerdo a tu tipo de piel y tus necesidades, extiende la crema por todo tu rostro y hasta el cuello, déjala actuar hasta que penetre la piel.

Esto te gustará: Cómo hidratar la piel del rostro

¿Por qué debemos hidratar la cara?

La piel se vuelve más resistente, fortalecida y flexible.

– Mejora su aspecto, viéndose más luminosa, jugosa y sana.

– Previene la sequedad

– Retrasa la aparición de líneas de expresión y arrugas.

Una vez finalizados los pasos, la recomendación es usar protector solar si vas a salir de casa y evitar el maquillaje, ya que los poros podrían estar levemente abiertos todavía. Espera al menos 24 horas.

Cuéntanos, ¿Cuál paso agregarías a la limpieza facial en casa? y, ¿cada cuánto limpias tu piel a profundidad? 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *