10 pasos indispensables para el cuidado de la piel

Cuidar nuestra piel es un de los hábitos indispensables y más importantes del día a día. Y esto no solo por un asunto de belleza, se trata también del cuidado de nuestra salud y directamente de la piel. Para tener una piel hermosa y saludable es necesario saber cómo cuidarla y mimarla de forma correcta. No es un secreto que siempre debemos mantenernos hidratadas para que nuestra piel también lo este, y más allá de la hidratación, también necesitamos darle cuidado con nuestros productos de belleza. 

En este artículo conocerás los tipos de piel y cómo cuidarla respectivamente: 

1. Conoce tu tipo de piel

El primer paso para lucir una piel bonita y sana será conocer tu tipo de piel, el comportamiento y reacciones a productos, para luego empezar a usar los productos adecuados y así cuidarla como lo merece. ¿Cómo saber cuál es mi tipo de piel y por qué es esto importante? Cada tipo de piel tiene necesidades específicas y cuidados especiales, entonces acá te cuento los tipos de piel para que identifiques la tuya:Tipos de piel y cuidados

Piel normal

Este tipo de piel no es tan común como quisiéramos. Es el tipo de piel casi perfecta porque está totalmente equilibrada, no es grasa, seca  ni sensible. La textura de este tipo de piel es suave y lisa, no es sensible ni se irrita tan fácilmente. Ahora bien, aunque la piel normal tenga un equilibrio perfecto no quiere decir que no debas cuidarla, por el contrario, cuando tienes este tipo de piel debes cuidarla para evitar un desajuste que provoque exceso de grasa o irritación.

Piel grasa

La piel grasa junto a la mixta es de las más comunes. ¿Cómo saber si mi piel es grasa? Lo puedes notar por una producción excesiva de sebo, lo que se conoce como seborrea. Al tener exceso de grasa en la piel se notará en tu rosto y es muy posible que puedas llegar a sufrir de acné leve o severo y se notará no solo en tu rostro, también en tu espalda y pecho. El exceso de grasa se debe a la genética y  a desequilibrios hormonales, la forma de combatir este problema es teniendo una buena alimentación, una rutina de limpieza adecuada, maquillaje que aporte beneficios e hidratar la piel de forma correcta. 

Piel seca

La piel seca no produce el sebo necesario que la piel necesita, por lo tanto, carece de los lípidos que retienen la humedad. Este tipo de pieles son frágiles, ásperas y tienen un aspecto poco saludable, es muy probable que la apariencia sea de envejecimiento prematuro. Si consideras que tu piel es extremadamente seca, debes hidratarla tomando mucha agua y usando cremas hidratantes que aporten los beneficios correctos a tu piel. Si tu problema persiste, te recomiendo asistir a un dermatólogo que pueda recetar un tratamiento adecuado que reviva tu piel.

Piel Mixta

La piel mixta tiene características tanto de piel grasa como de piel seca. ¿Cómo saber si mi piel es mixta? Fíjate en tu zona T (frente, barbilla y nariz) y verifica si está grasosa, luego observa tus mejillas y comprueba que estén libre de grasa. En caso que tus mejillas no tengan la misma grasa que la zona T, en definitiva, tu piel es mixta, siendo así que tu zona T es grasa y el resto piel normal o seca. Lo importante es que conozcas muy bien qué tipo de piel tienes para luego escoger los productos que te favorezcan.

También puedes leer: Tónico de agua de rosas: beneficios para tu piel

2. Presta atención a las zonas sensibles

Nuestra piel puede ser resistente o débil, pero siempre habrán zonas que merecen un cuidado y trato especial. Por ejemplo, el contorno de ojos y la zona alrededor de los labios es bastante frágil si la comparamos con el resto de las áreas. Recuerda que la crema, sérum o productos especiales que usas para la gran parte de tu rostro no necesariamente pueden funcionar para estas zonas más sensibles, por lo que te recomiendo ubicar productos indicados para cada zona.

3. Opta por una limpieza adecuada y constante

Rutina Skincare paso a paso

La clave de un rostro luminoso, sano y hermoso está en la limpieza que realices a diario, y por supuesto, en los productos que uses. La limpieza facial debe hacerse dos veces al día, en la mañana y en la noche antes de irte a dormir. Al limpiar tu rostro con los productos adecuados tendrás un buen equilibrio de tu dermis y tu pH. Ten en cuenta que la rutina de skincare debe ser constante y adecuada, los cambios se notarán poco a poco luego de quince días o un mes, así que también te invito a tener paciencia.

4. Rutina de skincare paso a paso

La rutina de cuidado facial es esencial para lucir una piel sana, luminosa y hermosa. Así que te recomiendo visitar al dermatólogo para que sea esté quien te guie en la selección de los productos que se adecuen a tus necesidades. Ten presente que los productos que le sirven a una no precisamente le sirven a la otra. 

Rutina skincare de día

1. Limpiador
2. Tónico
3. Suero
4. Contorno de ojos
5. Crema hidratante
7. Protector solar
8. Primer
9. Hidratante para labios

Rutina skincare nocturna 

1. Desmaquillante
2. Limpiador
3. Agua micelar
4. Exfoliante (1 vez a la semana)
5. Mascarillas (2 veces por semana)
6. Tónico facial
7. Sérum o Suero
8. Contorno de ojos
9. Crema humectante
11. Hidratante de labios

Acá puedes leer sobre el sérum y sus beneficios: Beneficios del suero facial y la importancia de incluirlo en nuestra rutina de belleza

5. Jamás duermas con maquillaje

Probablemente al llegar a casa a todas nos puede dar fastidio lavar nuestro rostro, retirar el maquillaje que tuvimos todo el día y las impurezas, pero este paso no debe saltarse, es sumamente importante. Así estés súper agotada, ve y limpia tu rostro, usa desmaquillante y luego con tu jabón termina de retirar las impurezas. Al dejarte el maquillaje toda la noche tus poros pueden obstruirse, ocasionando acné y manchas.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre las sombras de ojos ⭐

6. Exfolia tu piel

Cómo exfoliar la piel

Exfoliar tu piel es recomendable dos veces por semana o cada quince días, esto dependerá estrictamente de tu tipo de piel y sus condiciones. Evita usar exfoliantes con gránulos grandes que puedan maltratar tu piel. 

1. Renueva tu piel
2. Reduce las manchitas de tu rostro
3. Evita el envejecimiento prematuro
4. Elimina las células muertas e impurezas, esto promueve la regeneración y liberará tus poros.
5. Estimula la producción de colágeno
6. Lograrás mayor suavidad de la piel

7. Protege tu piel del sol

Sin importar la estación del año, sea invierno, otoño o verano, debes cuidar tu piel de los rayos solares. Utiliza a diario un protector solar y reaplicado cada 3 horas. Nunca tomes el sol o intentes broncearte luego de las 10 de la mañana.

Te invito a leer: Tips para proteger la piel en verano

8. Hidrata o humecta tu piel de acuerdo sea el caso 

Para tener tu piel hidratada y sana te recomiendo usar agua de rosas dentro de tu rutina skincare y crema hidratante que vaya acorde con tu tipo de piel. A mí me ha funcionado bastante bien aplicar crema hidratante todas las noches, en tan solo dos semanas note un gran cambio con respecto a la hidratación. Ingredientes que deben tener las cremas hidratantes para el día: Ácido hialurónico, colágeno, vitamina E y protección solar de mínimo 15.

9. Toma al menos un litro y medio de agua al día

Este paso va de la mano con el paso anterior. Los expertos recomiendan que tomemos 1.5 a 2 litros de agua diarios. Al principio es bastante difícil tener el hábito, por lo que mi recomendación es que descargues una aplicación que te recuerde cada tanto tiempo tomar agua hasta cumplir con al menos 1.5 litros.

10. Cuida tu alimentación

Una de las formas más importantes para cuidar tu piel y tu salud, es seguir una buena alimentación. Todo lo que ingieres influye en tu cuerpo y rostro. Evita comer alimentos extraprocesados, comida chatarra, frituras, etc.

Errores que debes evitar para cuidar tu piel

  • Exfoliar tu piel más de dos veces a la semana, esto podría resecar tu piel.
  • No proteger tu piel con protector solar: los rayos UV provocan manchas y arrugas.
  • No desmaquillarte: esto ocasiona la aparición de impurezas, acné y puntos negros
  • Apretarte o intentar quitarse los granitos, usa productos adecuados para eliminarlos o espera a que sanen de forma natural.
  • No dormir lo suficiente: el no dormir lo suficiente produce ojeras y una piel cansada sin luminosidad.
  • No hidratar tu piel.

Esto te gustará: Tips para proteger la piel en verano

Deja un comentario